Acruga censó 2.300 reses más en dos meses y busca mercado en Texas

El Progreso

La asociación de criadores de raza rubia gallega (Acruga), que el próximo viernes recibirá el premio Aresa que distingue a los que contribuyen a mejorar la economía rural, sigue creciendo, pese a que el campo tampoco es ajeno a la crisis. En los dos últimos meses ha aumentado su censo en más de dos mil cabezas de ganado, al pasar de 57.800 reses en noviembre pasado a las actuales 60.119, lo que supone un incremento del 4%.

Pero no sólo ha aumentado el número de cabezas de ganado, también sigue intentando abrir mercados en el extranjero. Además de exportar dosis seminales a Polonia, Brasil,Venezuela, Colombia o Nicaragua, ha iniciado contactos para hacer lo mismo con productores de Texas, en Estados Unidos.

Estos datos los facilitó ayer el presidente de Acruga, César Dorado, durante la rueda de prensa en la que compareció junto al presidente de Aresa, Álvaro Rodríguez Eiras, para dar a conocer las razones por las que el jurado distinguió al colectivo de criadores de rubia gallega con este galardón al desarrollo rural, que ha alcanzado su décimo primera edición.

Retorno: César Dorado animó «a volver al campo», para lo que Acruga, según dijo, está intentando abrir mercados fuera de Galicia porque «así nuestros ganaderos van a vender mejor sus productos».

Dorado también hizo un llamamiento a la administración autonómica para que «se implique máis na reparcelación», con el fin de fijar población para que las nuevas generaciones puedan seguir con las explotaciones de sus padres.

En ese repaso a la situación del sector, el presidente de Acruga indicó que los precios de la carne actualmente son «bajos». Para intentar compensarlos Dorado explicó que esta asociación le está adquiriendo a los ganaderos los mejores ejemplares para recría por una media de seis euros por kilo, estimando los que tendría en canal, frente a los 4,80 euros que percibirían como máximo si fuesen destinados para carne. Eso supone que así obtendrá unos 300 euros más por una ternera de ocho o nueve meses.

Méritos: En beneficio de la economía rural: Álvaro Rodríguez Eiras justificó la distinción a Acruga porque, entre otros motivos, considera que con su trabajo en favor de la mejora de la raza rubia gallega «beneficia claramente a la economía rural».

El presidente del grupo empresarial Aresa destacó además que esta asociación, que cuenta con casi 2.800 ganaderías, tiene «un mérito extraordinario» porque, a su juicio, ha conseguido «unificar a moita xente para facer un traballo común, o que é difícil en Galicia». Eiras cree que en esa labor «importante en favor da economía galega» Acruga ha conseguido que «a fama de calidade da carne» traspase las fronteras de Galicia.

Aspirantes: El presidente de Aresa recordó que este colectivo fue elegido entre nueve candidatos, de los que dos le pusieron las cosas complicadas.

El premio, dotado con 10.000 euros, fue fallado por un jurado integrado por Rodríguez Eiras; el rector de la USC, Juan Casares Long; el vicerrector del campus lucense, Pedro García Herradón; el director general para España de Nanta, Gerd Botter, y el vicerrector de investigación de la Universidad de Murcia, Juan María Vázquez Rojas. Dorado comentó que hay una res de rubia gallega en la Universidad murciana para ser estudiada y anunció que en breve enviarán otra.

Aresa logo

Talento

Tel. Lugo +34 982 222 400Tel. Rábade +34 982 390 371info@aresa-agricola.com