Champivil

El Progreso

El jurado del Premio Aresa de desarrollo rural eligió como ganador de la decimotercera edición el proyecto empresarial Champivil, una sociedad familiar fundada en Vilalba y dedicada a la elaboración y comercialización de un amplio abanico de productos agroalimentarios, desde grelos y berzas a arroces y tortillas, pasando por varios tipos de setas y hongos.

Con este galardón, el jurado quiere reconocer “la trayectoria de una empresa familiar fundada en el año 2001, dedicada a la elaboración y comercialización de una amplia gama de productos vegetales, siempre sin conservantes ni aditivos y procedentes de 116 proveedores”.

Según destacó el jurado, en estos 11 años de actividad, la empresa experimentó “un notable crecimiento”, pues pasó de comercializar 1.000 kilos de grelos en el 2001 a 286.000 de grelos y berzas en la actualidad, y a tener alrededor de 300 proveedores y recolectores de setas.

El jurado de este premio, promovido por la Universidad y el grupo empresarial lucense Aresa, resaltó también “la especial contribución de esta empresa al desarrollo rural, ya que facilita la promoción y valorización de productos locales, generando riqueza y empleo en medio rural y contribuyendo a fijar población”.

El jurado de esta edición estuvo conformado por el rector de la USC, Juan Casares; el presidente de Aresa, Álvaro Rodríguez Eiras; el rector de la Universidad de Extremadura, Segundo Píriz; Carlota López, consejera de Aresa; y el vicerrector de Coordinación y Planificación del campus de Lugo, Pedro García Herradón, quien actuó como secretario. Este año fueron nueve las candidaturas presentadas, en forma de trabajos de investigación, iniciativas emprendedoras o trayectorias personales y profesionales.